Del lat. insolāre, v. tr. prnl. Bot. y Agr. Med. Art. y Ofic.

Poner una cosa al sol para que fermente o para que se seque. En botánica y agricultura, poner al sol hierbas, plantas, etc., para facilitar su fermentación, o secarlas. En medicina, enfermar por demasiado ardor del Sol o por excesiva exposición al Sol. En artes gráficas, someter a la acción de luz artificial intensa una emulsión sensible para reproducir en una plancha textos, dibujos o ilustraciones. En fotografía, exponer a la luz una preparación sensible.