La perturbación crónica del sueño que ocurre al final de un período de sueño; puede ser indicativa de un trastorno depresivo subyacente y se trata con un antidepresivo.