Del lat. integerrĭmus, adj. Bot.

Superlativo de íntegro. En botánica, enterísimo. Como Linné calificó de entera (folium integrum) la hoja que no tiene senos, ni división alguna profundas, como dice Palau (Fil. bot.); de ello se infiere que podía tener dientecitos o festones, como explica Cavanilles (Descr.). Por tanto, era preciso emplear otro término para designar la hoja de borde enterísimo, sin la más pequeña muesca, sin el más insignificante resalto; y de ahí la voz linneana integérrimo (folium integerrimum): ver entero e indiviso.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *