Med.

El grado de relación entre un factor causal y la aparición de una enfermedad, habitualmente expresado en términos de indice de riesgo relativo.