El tiempo durante el cual no se escucha el sonido a través del fonendoscopio al tomar la presión arterial utilizando un esfigmomanómetro; este hecho se suele producir en la hipertensión y en la estenosis aórtica.