Se dice del intervalo desde el pico de un complejo QRS hasta el pico del siguiente, que se observa en un ECG.