Med.

Los efectos tóxicos provocados por la ingesta de sosa cáustica o hidróxido de sodio (NaOH), un potente álcali. Si el producto ingerido tiene un pH superior al 11,5 puede provocar una quemadura irreversible de la boca y de la garganta. Una quemadura por un álcali suele ser más grave que una quemadura por un ácido, ya que en este último caso se puede neutralizar por los tejidos en contacto.