El trastorno tóxico provocado por la ingesta de dicloruro de paracuat, un pesticida muy venenoso. De forma característica aparecen fibrosis pulmonar progresiva y lesiones del esófago, riñones e hígado varios días después de la ingesta. Una vez que comienza la fibrosis la muerte es inevitable, habitualmente al cabo de 3 semanas.