Med.

El trastorno tóxico provocado por la ingesta o inhalación de una sal de zinc. Entre los síntomas por ingestión se incluyen sensación de ardor en la boca y en la garganta, vómitos, diarrea, dolor abdominal y dolor torácico y, en el caso grave, shock y coma.