Med.

El cuadro tóxico provocado por la ingesta de warfarina, accidentalmente en forma de raticida o por sobredosis de la sustancia en su forma farmacológica anticoagulante. El tóxico se acumula en el cuerpo provocando hemorragias nasales, equimosis, hematuria, melenas y hemorragias internas.