Del lat. in, y vagīna, tr. Med.

Doblar (los bordes de la boca, de un tubo, de una vejiga o cosa semejante), haciendo que se introduzcan en el interior del mismo. En cirugía, introducir uno en otro los dos extremos del intestino dividido, para restablecer la continuación del tubo digestivo (invaginación).