Med.

El patrón de cambios retrógrados que se producen con el envejecimiento y que provocan un arrugamiento y una degeneración progresivos de tejidos y órganos.