Med.

El aporte de sangre en las encías, procedentes de los vasos sanguíneos que pasan por la cara gingival del periostio externo y que se anastomosan con los vasos sanguíneos de la membrana periodontal y con los vasos sanguíneos intraalveolares.