Del lat. irrigatĭo, -ōnis, f. Agr. Fisiol. Med.

Acción y efecto de irrigar. En agricultura, se aplica al riego de un terreno. En fisiología, el aporte de sangre procedente del sistema vascular a los tejidos del organismo. En medicina, la limpieza de un órgano (como el estómago o el colon), una cavidad corporal o una herida al enjuagarlos con un líquido: también se llama lavado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.