Del lat. isidium. m. Bot.

Dícese de cualquiera de las pequeñas excrecencias erguidas, de aspecto coraloide, a veces ramificadas, que nacen sobre la lámina de algunos líquenes y se agrupan muy apretadamente unas con otras. Su color es parecido al del talo. Se diferencian de los soredios en que estos no están revestidos por la corteza talina, pero sirven también para propagar vegetativamente la especie (E. G.).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.