Del gr. ἰσος, f. Bot.

Término propuesto por Gams (1918) para designar el conjunto de tipos generales de vegetación análogos entre sí, aunque sin relación florística, por efecto de las condiciones análogas del medio, que en este caso es el climático; ejemplo: el que ofrecen la vegetación de la región mediterránea, de la California del Sur, del centro de Chile, del Cabo y del sudoeste de Australia. Braun-Blanquet prefiere para este concepto el nombre de homología, creado por Chodat. H. del Villar aplica el de homofítide, que guarda paralelismo etimológico con el de geofítide (HV.).

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.