Se aplica al miembro del núcleo familiar que tiene la máxima autoridad.