Del ár. ǧulláb, der. del ár. ḡul[l]āb, m. Med.

Poción de aguas destilada, jarabe y otras materias medicinales. Esfuerzo o trabajo excesivo de alguien. Desgaste o uso excesivo de algo.