Del gr. κάππα, f.

Décima letra del alfabeto griego (Κ, κ), que corresponde a k del latino, y que en esa lengua y en los idiomas neolatinos se ha sustituido en general por la c; por ejemplo, centro, cripta.