Flora Iberica: Plantas herbáceas, perennes, con cepa ± leñosa y roseta de hojas basales; glabras o con pelos simples. Tallos simples o ramificados en la parte superior. Hojas basales pecioladas o estrecha y largamente cuneadas; las caulinares, sésiles. Flores en racimos ebracteados. Sépalos erecto-patentes. Pétalos blancos. Androceo tetradínamo, estambres medianos con los filamentos geniculados hacia la mitad. Nectarios 4, laterales, muy pequeños, triangulares. Pedicelos fructíferos erecto-patentes. Frutos en silícula latisepta, con varias semillas por lóculo, dehiscente; valvas convexas, con el nervio medio saliente; estilo corto; estigma capitado. Semillas biseriadas, ovoideo-lenticulares, de un pardo rojizo, con margen membranáceo ± extendido, rugoso-reticuladas; cotiledones acumbentes.

 

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.