Del lat. laboriōsus, adj.

Trabajador, aficionado al trabajo, amigo de trabajar. Se aplica a la actividad o al trabajo que exige mucho esfuerzo y dedicación.