Flora Iberica: Sufrútices o subarbustos, erectos, postrados o difusos, glabros, sin papilas cristalinas. Hojas opuestas, sésiles, en general cortamente adnatas en la base, de sección triangular, circular o semicircular, sin estípulas. Flores solitarias o en cimas de 3-7 flores, terminales o axilares. Perianto de 5 tépalos. Estaminodios petaloideos, numerosos, libres, en 2-7 verticilos. Estambres numerosos, erectos, f difusos. Ovario ínfero, generalmente de 5 carpelos; placentación parietal, sin tubérculos placentarios y con opérculos loculares; estigmas subulados o grue­sos. Cápsula loculicida, generalmente con 5 lóculos; valvas bicrestadas y con alas marginales revueltas. Semillas piriformes, rugosas, de color castaño oscuro.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.