Del ingl. laser, m. Ópt. Med.

Acrónimo de light amplification by stimulated emission of radiation, amplificación de luz mediante emisión inducida de radiación. En óptica, el dispositivo que produce una intensa radiación luminosa monocromática y coherente. La luz producida por los láseres es muy direccional, y posee mayor potencia que las otras fuentes de luz. La radiación puede colimarse para formar un haz dirigido muy estrecho, y acumular una gran cantidad de energía en una región muy pequeña. Esta propiedad se utiliza para fundir o vaporizar pequeños volúmenes de material, y tiene gran importancia en el campo de la metalurgia. Gracias a su gran direccionalidad constituye también un instrumento muy útil en cirugía. Debido a la escasa dispersión de la radiación se utiliza en telecomunicaciones. Por su gran coherencia, es muy útil en operaciones de medida que llevan consigo fenómenos de interferencias (interferómetros). Gracias al rayo láser puede detectarse pequeños desplazamientos y medirse grandes distancias con elevada precisión. En medicina, el láser es un aparato que emite un rayo continuo muy fino de luz concentradísima que puede cortar y atravesar el material: se emplea en cirugía para operar estructuras minúsculas. El láser genera también nivel seguro de protón en pulso que acelera el proceso curativo del tejido dañado. El llamado láser de luz fría también se ha empleado para el tratamiento de lesión por uso excesivo.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.