La extracción de los elementos tóxicos de la sangre por medio de la inyección de suero en las venas.