Del lat. laxāre, v. tr. Med.

Aflojar, ablandar, disminuir la tensión de una cosa. Aflojar o soltar una cosa tensa o disminuir la tensión de algo; aflojar el vientre, de modo que se facilite la evacuación.