La lentes de contacto rígidas, permeables a gases, que mantienen su forma sin ayuda, a diferencia de las lentes de contacto blandas.