Med. Dep.

Dícese del daño en la estructura del codo. La lesión del codo requiere ayuda experta, sobre todo en los niños, porque puede provocar una discapacidad permanente. En el deporte, la lesión aguda del codo suele ser producto de una caída que se para con el brazo extendido (luxación del codo). La contusión producto de un golpe en el codo es corriente, pero el diagnóstico radiológico sirve para excluir una fractura. La fractura de codo la debe tratar un cirujano ortopédico, ya que tal vez haya que proceder a su fijación y es importante que no se deteriore el riego sanguíneo. Incluso daño parcial en la irrigación puede ser muy grave y provocar un síndrome compartimental. Quien sienta hormigueo en los dedos de la mano o pérdida de la sensación en el brazo y mano después de una lesión aguda de codo, debe recibir atención médica inmediata. La lesión crónica por uso excesivo es especialmente habitual en el golfista, lanzador, jugador de raqueta y gimnasta joven (codo del golfista, codo del lanzador y codo del tenista). La lesión por uso excesivo del codo en gimnasta joven son: enfermedad de Panner, osteocondrosis del cóndilo humeral, osteocondrosis disecante de la cabeza del radio y fractura por sobrecarga de la epífisis del olécranon. La extensión repentina y forzada del codo en el lanzador estimula la hipertrofia (crecimiento) del olécranon y su síndrome por compresión.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.