Dícese del traumatismo físico en la mano y dedos; las manos son la parte que se daña con más frecuencia en el deporte, si bien la lesión penetrante es poco corriente: la mayoría de la lesiones en la mano son cerradas. En las lesiones agudas hallamos: fractura, luxación y esguince que se producen por caída, torcedura y movimiento de flexión, o por impacto con algún objeto (dedo en martillo). La mano del boxeador es especialmente vulnerable a la lesión aguda (fractura del boxeador). La lesión por uso excesivo suele afectar los tendones de los músculos flexores de los dedos. Otra lesión por uso excesivo suele transmitirse hacia arriba, hacia la muñeca y el antebrazo (síndrome del canal carpiano y parálisis del ciclista).