Del lat. letālis, der. de letum, adj. Gen.

Que causa o puede causar la muerte: mortífero, mortal. En genética, se aplica al gen o factor que provoca la muerte de los gámetas, del zigoto o del embrión en un momento dado de su desarrollo. Su acción es tal, que la célula en que se aloja está destinada a la muerte, a no ser que el gen letal esté dominado o compensado por el gen normal correspondiente. Los organismos homozigotos con genes letales mueren muy pronto, por ejemplo, los zigotos gaudens (gaudens de Oenothera), y en este caso el letal se califica de gamético, zogótico, embrionario o fetal, según que determine la muerte de los gámetas (generalmente del gámeta masculino) o la del organismo, en la fase de zigoto o de embrión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.