Med.

La neoplasia maligna del tejido formado de sangre, se caracteriza por la proliferación de granulocitos y, con frecuencia, de megacariocitos (LMC). La LMC se caracteriza por malestar, fatiga, intolerancia al calor, hemorragia gingival, púrpura, lesiones cutáneas, pérdida de peso, hiperuricemia, molestias abdominales y esplenomegalia masiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.