La ley que establece que un determinado compuesto siempre está elaborado con los mismos elementos y en la misma proporción.