Sociol.

La ley que castiga a la persona que ha causado un daño con el mismo daño que ella provocó: le aplicaron la ley del talión: ojo por ojo, diente por diente.