Flora Vascular de Andalucía Occidental: Hierbas anuales o perenes o pequeñas matas. Hojas simples, generalmente en roseta, las caulinares a menudo reducidas a escamas. Inflorescencia en panícula semicorimbosa, con ramas fértiles (espigas) compuestas por cincinos de 1-5 flores, con 3 brácteas, la interna más larga que las otras 2; a veces con ramas estériles. Cáliz infundibiliforme, diferenciado en un tubo y en un limbo generalmente coloreado y escarioso, con dientes agudos u obtusos o reducidos a los nervios, a veces con pequeños lóbulos entre los dientes. Pétalos al menos soldados en la base. Estambres soldados a la base del tubo de la corola. Ovario con 5 estilos libres o soldados en la base. Fruto capsular.

 

Flora Iberica: Plantas herbáceas perennes, raramente anuales, o matorrales enanos. Cepa muy corta e indivisa o larga y densamente ramificada. Hojas siempre presentes –excepto en L. ferulaceum–, en roseta basal o en disposición helicoidal en la cepa, generalmente de margen entero, a veces de liradas a aserradas (L. sinuatum, L. lobatum), de orbiculares y pecioladas a estrechamente lineares y subsésiles; hojas caulinares generalmente escamosas. Escapo normalmente de erecto a ascendente, simple o ramificado simpódicamente; ramificación que va desde casi la base del escapo hasta el ápice de éste. Ramas dispuestas uni o bilateralmente, más raramente en hélice, todas fértiles o, en su compañía, estériles, en mayor o menor número. Inflorescencia en panícula, de varios tipos (fig. 1). Espigas generalmente terminales, laxas o densas, formadas por un número variable de espiguillas –excepto en L. diffusum y L. ferulaceum, los cuales tienen una sola espiguilla por espiga–. Espiguillas uni o multifloras, rodeadas de 3 brácteas, unilaterales cuando las espigas son patentes y frecuentemente bilaterales en espigas erectas. Bráctea externa (auténtica bráctea) generalmente triangular-ovada, con margen membranáceo-blanquecino ± ancho y parte central algo carnosa. Bráctea media (originada por la soldadura de dos hojillas adaxiales) generalmente de obovada a elíptica, membranácea, con ápice redondo o asimétricamente bilobulado. Bráctea interna (bráctea de la primera flor) ovada, de elíptica a redondeada, de margen ± ancho, membranáceo-blanquecino, con su parte central carnosa terminada en un ápice que casi llega hasta el margen. Bractéolas (brácteas de las flores siguientes) de ligeramente obovadas a ovales, membranáceas. Cáliz formado por la unión de 5 sépalos, tubular, cónico o infundibuliforme, con 5 costillas; limbo membranáceo, frecuentemente doblado, a veces ± profundamente rasgado entre las costillas después de la antesis, en general con 5 dientes, raramente con 10. Corola formada por 5 pétalos, libres –excepto en L. ferulaceum y L. diffusum–, de cuneados a espatulados, con ápice casi siempre emarginado, más largos que el cáliz, blancos, purpúreos o violetas. Estambres 5, epipétalos, soldados a los pétalos en la base de éstos. Ovario unilocular, carpelos 5; estilos 5, libres, fibroso-cilíndricos; estigmas dimorfos, con aspecto de mazorca de maíz o papilosos. Fruto monospermo. Polen reticulado, dimorfo, con retículo de diferente tamaño, colpos 3-4(5).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.