Med.

El término se utiliza, en ocasiones, para referirse a la parte de líquido extracelular situado en el interior de los vasos sanguíneos, es decir, el plasma.