Med.

Se define como las moléculas lipídicas que se acumulan en el sistema nervioso central, en los nervios periféricos y en los órganos internos de los lactantes que han heredado un trastorno de los lípidos.