Del ingl. listeriosis, f. Med.

Enfermedad infecciosa de animales y humanos, causada por una bacteria (listeria), que es particularmente grave en ancianos, mujeres embarazadas y recién nacidos. En medicina, enfermedad infecciosa producida por el género Lysteria, constituido por bacterias móviles grampositivas no esporuladas. Se transmite por contacto directo desde los animales infectados al hombre, al inhalar el polvo o por contacto con lodo, aguas residuales o suelo contaminado por el organismo; se caracteriza por la aparición de shock, endocarditis, hepatoesplenomegalia y un exantema rojo oscuro en tronco y piernas: con frecuencia se acompaña de fiebre, bacteriemia, malestar general y letargo. En parasitología, infección provocada por Listeria monocytogenes que suele afectar preferentemente a recién nacidos. La infección provoca una septicemia, infecciones oculares, con afección meningoencefalítica, cutánea, cardíaca y hepática, además de pleuroneumonía, meningoencefalitis y pseudoanginas. La contaminación se produce a través del canal del parto en el momento del nacimiento: el tratamiento se realiza con la administración de antibióticos aminoglucósidos y aminopenicilinas.