Med.

Se aplica a las áreas bien definidas de la corteza cerebral, delimitadas por cisuras, surcos y líneas arbitrarias; incluye el lóbulo frontal, lóbulo temporal, lóbulo parietal y lóbulo occipital.