Der.

Se aplica al contrato de arrendamiento de obra: término poco usado (en desuso).