Del lat. longinquus, adj. Bot.

Distante, apartado, lejano. En botánica, se aplica al tipo de diseminación en que los disemínulos son transportados a grandes distancias. Se opone a propincuo (Gola, Negri y Cappelletti, Trat. de Bot.).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.