Protegido por una lórica.