Del neol. lat. lorulum, m. Bot.

El término deriva del diminutivo de lorum, la correa de cuero, las riendas. En liquenología, la ramita talina larga y angosta (Acharius; Colm., 1. c.). En Wilidenow, el talo filamentoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.