Del lat. lunāris, adj. Astron. Med.

Mancha, vituperio. En astronomía, perteneciente o relativo a la Luna. En medicina, el crecimiento benigno (no canceroso) en la piel formado por un racimo de melanocitos (células que elaboran melanina, que es la sustancia que le da color a la piel y los ojos). Por lo general, un lunar es oscuro y puede sobresalir de la piel: también se llama nevo.