Es una forma de lupus eritematoso discoide agravado por el frío, en el cual aparecen lesiones, que inicialmente son similares a sabañones, consistentes en pequeñas áreas nodulares enrojecidas y endurecidas en las zonas expuestas del cuerpo, en especial en los nudillos de los dedos.