La luxación que se acompaña de una herida en la piel.