Flora Iberica: Plantas herbáceas anuales, con pelos simples de longitud variable. Hojas sinuado-pinnatífidas, que tienden a hacerse enteras a medida que se separan de la base. Flores en racimos ebracteados. Sépalos erecto-patentes, no gibosos, caducos, de amarillo-verdosos a verdes. Pétalos amarillos. Androceo tetradínamo. Nectarios laterales anulares, confluentes con los medianos. Frutos en silicua linear, arqueada, de ápice mazudo; valvas trinervadas; estigma sésil, sin estilo. Semillas uniseriadas, elípticas; cotiledones incumbentes.

 

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.