Flora Iberica: Tallos postrado-radicantes, con ramas laterales cortas de simetría radiada. Microfilos linear-lanceolados o lineares, planos, dispuestos en verticilos o helicoidalmente, aplicados, patentes o reflejos. Estróbilos terminales. Esporofilos ovados o anchamente lanceolados, con margen dentado y escarioso. Esporangios con dehiscencia apical. Esporas subtetraédricas, muricado-reticuladas. Protalo holosaprofítico, disciforme o tuberoso.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.