Del gr. καρπός, βιος, y el pref. macro-, f. Bot.

En botánica, dícese de los frutos que se conservan años enteros, a veces muchos, sobre el árbol o arbusto que los produjo, sin abrirse no soltar las semillas. Este fenómeno no es excesivamente raro en los países intertropicales. Uno de los casos más típicos lo tenemos en Pinus attenauata, cuyas piñas (biológicamente fruto) no se abren hasta que muere el árbol. Es término debido a Delpino.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.