En botánica, se aplica a los uredinales de largo ciclo evolutivo, es decir, a los que producen espermacios, ecidiósporas, uredósporas y teleutósporas. Se opone a microcíclico.