Med.

Se aplica a la coloración de la piel que puede variar en gravedad desde un área de pigmentación a grandes pústulas o ampollas.