Del fr. massage, m. Med.

La presión, frotamiento o golpeo suave con las manos, de determinadas zonas del cuerpo para aliviar el dolor, relajar músculo, adelgazar o mejorar lesión. En medicina, el tipo de fisioterapia que consta de fricción, amasamiento y movimiento de percusión sobre partes del cuerpo: método curativo a base de friccionar, percutir o amasar el cuerpo. El masaje se emplea para acelerar la curación de lesiones deportivas y para preparar a los deportistas para la competición al mejorar el tono muscular y la circulación. Sus beneficios, que dependen del tipo de masaje que se aplique, son relajación, estimulación neuronal, aumento del riego sanguíneo y mejora del drenaje linfático. Requiere la ejecución por parte de manos expertas por el riesgo de provocar daños; el masaje de un músculo que ha sufrido un traumatismo reciente puede alterar un trombo y provocar una nueva hemorragia: no se recomienda el masaje al que tenga problema circulatorio, dermatológico o cardíaco.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.